A partir de la implementación de los programas posconsumo en Colombia, en cuatro años se han aprovechado 1.597 toneladas de residuos de baterías o pilas, lo que representa más de 2.395 toneladas de residuos que no han llegado a los rellenos sanitarios, los botaderos a cielo abierto o las fuentes hídricas. Sin embargo aún no es suficiente.

El posconsumo es una estrategia ambiental de largo plazo, orientada a que algunos residuos de consumo masivo generados en hogares, instituciones y comercio, entre otros, se separen de los demás residuos desde la fuente y se manejen de forma adecuada, promoviendo su recuperación o reciclaje.

+Información en nuestra sección Recíclate:

Colombia: Programas de posconsumo redujeron gases de efecto invernadero